Anemia en la Enfermedad Renal y Diálisis

Una persona cuya sangre es baja en los glóbulos rojos de la sangre tiene anemia. Los glóbulos rojos transportan el oxígeno (O2) a los tejidos y órganos de todo el cuerpo y posibilitar el uso de la energía de los alimentos. Sin oxígeno, estos tejidos y órganos—especialmente el corazón y el cerebro—no puede hacer su trabajo tan bien como deberían. Por este motivo, una persona que tiene anemia puede cansarse fácilmente y verse pálido. La anemia también puede contribuir a problemas cardíacos.

La anemia es común en personas con enfermedad renal. Los riñones sanos producen una hormona llamada eritropoyetina o EPO, la cual estimula a la médula ósea para producir el número adecuado de glóbulos rojos, necesarios para transportar oxígeno a órganos vitales. Los riñones enfermos, sin embargo, a menudo don’t hacer suficiente EPO. Como resultado, la médula ósea produce menos glóbulos rojos. Otras causas comunes de la anemia incluyen pérdida de sangre por la hemodiálisis y los bajos niveles de hierro y ácido fólico. Estos nutrientes de los alimentos ayuda a jóvenes glóbulos rojos hacer hemoglobina, la principal proteína de transporte de oxígeno.

Anemia puede comenzar a desarrollar en las primeras etapas de la enfermedad renal, cuando aún tiene un 20 por ciento al 50 por ciento de su función renal normal. Esta pérdida parcial de la función renal se llama a menudo la insuficiencia renal crónica. La anemia tiende a empeorar a medida que progresa la enfermedad renal. La etapa final de la insuficiencia renal, el punto en el que la diálisis o el trasplante de riñón se hace necesaria, no se produce hasta que haya sólo alrededor del 10 por ciento de su función renal restante. Casi todas las personas con insuficiencia renal terminal tiene anemia.

Si una persona ha perdido al menos la mitad de la función renal normal y tiene un hematocrito bajo, la causa más probable de la anemia es la disminución de la producción de EPO. La estimación de la función renal, también llamada la tasa de filtración glomerular, se basa en un examen de sangre que mide la creatinina. Los expertos recomiendan que los médicos comienzan una detallada evaluación de la anemia en los hombres y en las mujeres posmenopáusicas en diálisis cuando el hematocrito desciende por debajo de 37 por ciento. Para las mujeres en edad de procrear, la evaluación debería comenzar cuando el hematocrito desciende por debajo de 33 por ciento. La evaluación incluirá exámenes de deficiencia de hierro y la pérdida de sangre en las heces para estar seguro de que no hay otras razones para la anemia.

Un conteo sanguíneo completo (CSC), un examen de laboratorio realizado en una muestra de sangre, incluye la determinación de la existencia de una persona’s del hematocrito, el porcentaje de la sangre que está compuesta de glóbulos rojos. El CBC también mide la cantidad de hemoglobina en la sangre. El rango normal de hematocrito y de hemoglobina en mujeres que tienen un período es ligeramente inferior a la de hombres sanos y mujeres sanas que han dejado de tener la menstruación (postmenopáusicas). La hemoglobina es generalmente alrededor de un tercio del valor del hematocrito.

EPO

Si ninguna otra causa de anemia es encontrado, puede ser tratada con un formulario diseñado genéticamente de EPO. La EPO es usualmente inyectado debajo de la piel dos o tres veces a la semana. Los pacientes en hemodiálisis que pueden’t tolerar inyecciones de EPO puede recibir la hormona por vía intravenosa durante el tratamiento. El método intravenoso, sin embargo, se requiere una dosis más grande, más caro y puede no ser tan eficaz.

La Food and Drug Administration (FDA) recomienda que los pacientes tratados con terapia de EPO debe alcanzar una meta hemoglobina entre 10 y 12 gramos por decilitro (g/dL). Estudios recientes han demostrado que la elevación de la hemoglobina por encima de 12 g/dL en las personas que tienen enfermedad renal aumenta el riesgo de ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular. Las personas que toman EPO disparos deben someterse periódicamente a exámenes para controlar su hemoglobina. Si sube por encima de 12 g/dL, su médico debe prescribir una dosis inferior de EPO. La FDA recomienda que los pacientes cuya hemoglobina no sube el nivel de destino con dosis normales de EPO preguntarle a su médico para comprobar si hay otras causas de anemia.

Plancha

Muchas personas con enfermedad renal necesitan ambas EPO y suplementos de hierro para elevar su hematocrito a un nivel satisfactorio. Si una persona’s los niveles de hierro son demasiado bajos, EPO ganó’t ayuda y esa persona seguirá sufriendo los efectos de la anemia. Algunas personas son capaces de tomar una píldora de hierro, pero muchos estudios muestran que las píldoras de hierro don’t funciona tan bien en personas con insuficiencia renal como hierro intravenosamente. El hierro puede ser inyectado en una vena del brazo o en el tubo que retorna la sangre al cuerpo durante la hemodiálisis.

Una enfermera o un médico le dará a cada paciente una dosis de prueba debido a que un pequeño número de personas—menos del 1 por ciento—una mala reacción a las inyecciones de hierro. Si un paciente comienza a tener sibilancias o dificultad para respirar, su médico puede darle epinefrina o corticosteroides para contrarrestar la reacción. Aunque el riesgo es pequeño, los pacientes se les pide que firmen un formulario declarando que ellos entienden la posible reacción y están también de acuerdo en que el tratamiento. Los pacientes deben hablar con su médico si tienen alguna pregunta.

Además de medición de hematocrito y de hemoglobina, el CBC prueba incluirá otras dos mediciones para mostrar si una persona tiene suficiente hierro.

  • El nivel de ferritina indica la cantidad de hierro almacenado en el cuerpo. La puntuación de ferritina no debe ser inferior a 100 microgramos por litro (µg/L) y no más de 800 mcg/L.
  • TSAT representa la saturación de la transferrina, una puntuación que indica cuánto hierro está disponible para producir glóbulos rojos. El TSAT puntuación debe estar entre 20 y 50 por ciento.
  • Una persona cuya sangre es baja en los glóbulos rojos de la sangre tiene anemia.
  • La anemia es común en personas con enfermedad renal.
  • Los riñones sanos producen una hormona llamada eritropoyetina o EPO, la cual estimula a la médula ósea para producir el número adecuado de glóbulos rojos, necesarios para transportar oxígeno a órganos vitales. Los riñones enfermos, sin embargo, a menudo don’t hacer suficiente EPO.
  • Un conteo sanguíneo completo (CSC), un examen de laboratorio realizado en una muestra de sangre, incluye la determinación de la existencia de una persona’s del hematocrito, el porcentaje de la sangre que está compuesta de glóbulos rojos.
  • Si ninguna causa de anemia otros que reduce la producción de EPO se encuentra, puede ser tratada con un formulario diseñado genéticamente de EPO, que usualmente se inyecta debajo de la piel dos o tres veces a la semana.
  • La Food and Drug Administration (FDA) recomienda que los pacientes tratados con terapia de EPO debe alcanzar una meta hemoglobina entre 10 y 12 gramos por decilitro (g/dL).
  • Quienes toman inyecciones de EPO debe tener pruebas regulares para supervisar su hemoglobina. Si sube por encima de 12 g/dL, su médico debe prescribir una dosis inferior de EPO.
  • Muchas personas con enfermedad renal necesitan ambas EPO y suplementos de hierro para elevar su hematocrito a un nivel satisfactorio.

Nuestra Ubicación

CNMG

Capital Nephrology Medical Group

333 University Av., Suite 120

Sacramento, CA 95825

Tel: 916-929-8564

Fax: 916-929-4529



View Office Locations in a larger map

We care about your and your family members' health and helping you make wise care decisions.

Understanding what kind of care you and your family members need is important.

If you think you or your family member has a medical or psychiatric emergency, call 911 or go to the nearest hospital. Do not attempt to access emergency care through this website.